Make your own free website on Tripod.com

El Laboratorio del Alquimista Obscuro

Procesos y operaciones mentales

Home
El Filósofo del Fuego
El Arte Negro
Los niveles del Ser
Los vehículos de la Conciencia
El Abismo, el Caos y la Nada
Las habilidades básicas del Aspirante
Las Facultades del Alma
Los Cuatro Elementos
El Espejo del Arte
La Praxis
La Gran Obra
La Piedra Filosofal
Lo Absoluto
Los Personajes Arquetípicos de la Gran Obra
Grimorio
Fe de erratas
Para consulta y referencia

delosfilsofos.jpg
el Alma, simbolizada aquí como una paloma, une el Cielo y la Tierra

El alma humana posee la "facultad de cambiar las cosas y de subordinar a ella las demás cosas, en particular cuando es arrebatada por un exceso de amor o algo semejante".
--Albertus Magnus

Al leer esto, cualquiera podría pensar que sabe muy bien cómo definir los conceptos de enfoque, atención, intención, reflexión, concentración, etc.; pero lo cierto es que sus definiciones cambian cuando los examinamos bajo su contexto alquímico. Los Alquimistas dicen que el Arte está oculto en el espíritu humano, y que debe traérsele al acto, a un estado manifiesto. Por eso, quien desea lograr la extracción de la Quintaesencia, empieza por dominar estas facultades básicas, ya que ellas son el fundamento de las prácticas propiamente dichas, y de las operaciones más complicadas de la praxis. Son estas sencillas facultades las que habrán de perfeccionarse hasta que devengan en virtudes y, posteriormente, en Poderes auténticos. Sólo el conocimiento puesto en práctica, y comprobado en la experiencia, es Sabiduría. Así que, la búsqueda de la Verdad empieza aquí.

LOS PROCESOS MENTALES.
Intención
. También podríamos llamarla "propósito", porque ella es el punto de inflexión de la mente que vincula la fuerza de voluntad con un objetivo determinado hacia el cual ésta habrá de dirigirse posteriormente. La intención organiza las energías que habrán ser dirigidas mediante la atención, para luego ser puestas en acción por el impulso (momentum) de la voluntad. Entonces, esta potencia de la mente es la suma de energías que son el resultado de las diversas causas (existentes o creadas) tomadas en consideración para conseguir un objetivo al cual se aspira de antemano. La intención puede estar apoyada por el momentum (impulso) del deseo inconsciente o consciente (voluntario); y a la vez, es ella la que materializa este deseo.
Atención. Viene del latín: "tender hacia arriba", "alcanzar", "llegar". Definida en el Kybalión, es "un alcance", "una extensión" de la energía mental. En una frase: Es el mecanismo que dirige la conciencia hacia determinado objetivo.
Enfoque. Es el ángulo visual desde donde se ve la escena. Aquí el enfoque se refiere a fijar la conciencia en determinado objetivo. Consiste en fijar la atención junto con todas las energías reunidas y concentradas en los pasos preliminares de la operación.
Fijación. Acto de voluntad en el cual las energías mentales se centran y se enfocan en un objetivo determinado. Cuando la conciencia se ha fijado en un punto, todo desaparece de su rango de percepción, excepto el objeto en el que se ha fijado, que en esos momentos es ella misma o una extensión de ella misma. La fijación más profunda podría llamarse "absorción", puesto que aquí la conciencia se ha perdido a sí misma en el objeto al cual se ha fijado. Aquí ya no existe diferencia entre sujeto y objeto.
Concentración. El símbolo solar (un círculo con un punto en su centro) ilustra muy bien lo que es la concentración. Es una operación mental que consiste en replegar y/o retraer la conciencia y las energías mentales en un solo punto, casi siempre sobre sí mismas. En muchas operaciones de esta clase, la conciencia es proyectada desde el centro hacia la periferia, de forma que logre abarcar todo aquello que existe dentro del círculo que es su esfera de influencia. Una vez logrado esto, se procede a la inversa para lograr que lo que gira en la periferia sea atraído hasta el centro del círculo, sin ser replegado necesariamente. De esta forma, a través de su recorrido desde la periferia hasta el centro, la conciencia reune energía que luego sumará a la que ya existe en el punto central. Aquí la Ley del Ritmo gobierna, y culmina en la realización de que "conforme algo está más cerca del centro o en el centro mismo, más presión tiene. Pero si ese algo se aleja del centro, pierde presión paulatinamente hasta quedarse sin energía alguna". Entonces, se trata de expansión y compresión. El mecanismo que obra aquí puede ser bien entendido si se comprende el alcance de las fuerzas centrífuga y centrípeta.
Comprensión. Mecanismo de la mente por medio del cual se puede aprehender, abarcar y posteriormente interiorizar algo. Aquí se aplica también a las energías que son reunidas gracias a las facultades ya citadas.

LAS OPERACIONES MENTALES.
Emanación (emanatio).
Como lo entendían muchos de los filósofos antiguos--y en especial Plotinus y los neoplatónicos alejandrinos--se refiere a la producción o generación que parte desde la misma sustancia del ser que la origina. Nacimiento del mundo de la propia sustancia divina, como lo dice en el Kybalión especialmente. Microcósmicamente se refiere a externar substancialmente las creaciones mentales para moldearlas por medio de la voluntad y los otros poderes de la mente. Esto obedece a varios fines concretos o a diversos objetivos inmediatos.
Proyección (projectio). La proyección se refiere a ver fuera de nosotros lo que en realidad tenemos en nuestro interior. Pero aquí no nos referimos a ese mecanismo de defensa, clasificado bajo el mismo nombre, que estudia la psicología. Nos referimos a la proyección consciente o, mejor dicho, a la proyección de la conciencia hasta fijarla en un vehículo construído apropiadamente para este fin. El hacer esto, en alquimia, tiene el objetivo de alterar e influir sobre el macrocosmos sirviéndose de las fuerzas y energías del microcosmos. Pero, generalizando, la proyección puede ser definida aquí como el acto consciente y voluntario que sirve de mecanismo para guiar las reacciones inconscientes de la mente ante la presencia del impulso de la voluntad. Y esto resulta en la manifestación de los poderes mentales y de las energías inconscientes empleadas para tal fin, las cuales pueden ser dirigidas conscientemente por el operador.
Reflexión (reflectio). Operación que consiste en dirigir la conciencia hacia su punto de origen en uno mismo. O en otro sentido, proyectar imágenes internas (que aparecerían muy semejantes a los hologramas) para examinarlas en la pantalla mental. También se refiere a la proyección de contenidos inconscientes con el objeto de presentarlos ante la conciencia para su iluminación; de esta forma, la energía cristalizada en esos complejos psíquicos se libera y vuelve a sus canales originales. En esta operación, la conciencia se ve a sí misma como los objetos en los que se refleja.
Especulación (del latín speculum, espejo). Creación consciente de imágenes arquetípicas a las que se puede dotar de algún tipo de esencia vital, según el fin que se persigue. También se pueden evocar imágenes de este tipo que reflejen una característica de la personalidad o individualidad del sujeto. Accediendo a sus contenidos, uno puede vislumbrar lo que representan, y vislumbrar la esencia misma que les da existencia. Aquí, la conciencia se proyecta hasta unificarse con el objeto y convertirse en él para tener acceso a esas nuevas características del objeto y despertarlas en ella misma o, a la inversa, dotar al objeto de características propias de ella.
Abstracción (abstractio) Operación de la mente que consiste en captar una cualidad o característica de algún objeto substancial con el objetivo de aislarla y examinarla como un todo en sí misma. En las prácticas se refiere a comprobar en los hechos la sentencia que dice: "El Todo es más importante que la suma de sus partes", y su opuesta: "en las partes está el todo". Esto como paráfrasis del dicho "en to pan", "El Uno en Todo y el Todo en Uno" y la sentencia hermética que enuncia: "Si bien es cierto que todo está en el Todo, no es menos cierto que el Todo está en todas las cosas". Toma en consideración los alcances de los predicados "latente" y "potencial", al mismo tiempo que evalúa el vínculo entre ambos.
Despliegue. Operación que se define como: mostrar todos los atributos, cualidades o características de algo. Se dice que la Creación, en cierta forma, es un despliegue del Ser.
Desdoblamiento. Tipo de despliegue que se caracteriza por influir o actuar sobre una imagen substancial concebida por la mente a partir de la materia etérica. Esto se hace proyectando la conciencia para influir sobre la imagen, hacer de ella un vehículo o incluso lograr unificarse con ella. Aquí se unen, con ligeras variantes según el interés propio del practicante, todas las anteriores operaciones individuales o al menos más de tres de ellas, siendo las principales: emanación, proyección, reflexión y especulación.
Visualización. Operación mental que consiste en concebir mentalmente imágenes substanciales (formas de pensamiento dotadas de sentimiento y emoción, y revestidas de sensaciones sutiles) moldeadas a partir del Éter con ayuda de la Voluntad. La técnica está más allá del tiempo lineal-secuencial, así que ningún objeto que se conciba en este orden y bajo esas condiciones está más allá de la realidad del sujeto que realiza la operación. La visualización debe distinguirse claramente de la simple fantasía que crea ilusiones vacías y, en el peor de los casos, alucinaciones, ya que la primera es un apoyo efectivo para el entrenamiento de la Imaginación Real.

 

sorcererg.jpg
Iniciado animando las imágenes mentales con su propia fuerza vital (en proyección etérica)

alchemist2.jpg

 

PRÓXIMAMENTE: EL ENFOQUE, LA ATENCIÓN Y LOS MOVIMIENTOS DE LA CONCIENCIA.

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Dudas? ¿Quejas? Enviar a darkalchemist7@gmail.com

Copyright ©Leks Emrys. Todo el material escrito contenido aquí está sujeto a derecho de autor. Queda prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso expreso del titular de los derechos.